Virtualización de servidores sin mediación

Directrices de virtualización compiladas en el kernel

La principal diferencia entre los Servidores Privados Virtuales KVM y prácticamente todos los demás modelos de virtualización de hardware se fundamenta en el método de virtualización específico. Con KVM, ya no se necesita ejecutar otras aplicaciones de virtualización en la máquina anfitriona – las instrucciones informáticas necesarias, a su vez, se están elaborando como parte del sistema operativo de la máquina anfitriona. Esto reduce significativamente los recursos que el servidor tiene que dejar de lado a fin de ejecutar módulos extra y en cambio deja estos recursos libres para los huéspedes creados en el servidor. La falta de esta capa de comunicación complementaria además acorta el período de espera I/O, condicionando efectivamente el funcionamiento más rápido de su servidor VPS.
Virtualización de servidores sin mediación

Una utilización de los recursos mucho más eficaz

Cuotas del servidor a su disposición ilimitada

Sin la sobrecarga de la presencia de una capa de virtualización adicional a través de la cual va toda la comunicación con el servidor principal, los KVM VPS podrían beneficiarse de una utilización de recursos del servidor considerablemente mejorada. Las instrucciones de la virtualización KVM se caracterizan por una integración directa en el kernel del sistema operativo del anfitrión, o sea que el conjunto de VPS se relaciona con el hardware del servidor sin intermediarios. Este tipo de comunicación redundante reducida equivale a un rendimiento de la vida real mucho más célere comparado con el resto de soluciones de virtualización.
Una utilización de los recursos mucho más eficaz

Un dominio integral sobre el sistema operacional

La limitad total de cargar el sistema operacional que le apetezca

Una de las limitaciones de los Servidores VPS, en comparación con los servidores reservados, resulta ser justamente el SO – normalmente usted queda limitado a una selección de sistemas operacionales que existen en el sistema del proveedor. Con un VPS KVM, en cambio, tiene la opción – en gran medida - instalar cualquier SO que sea compatible con las características de su servidor y la configuración de hardware del servidor principal. Esto es posible gracias a la manera única en la que funciona la virtualización KVM. KVM entra en núcleo del sistema operativo del servidor, permitiendo a las máquinas virtuales comunicarse directamente con el hardware, sin que fuera necesaria más otra capa de comunicación, que forma parte de numerosos otros sistemas de virtualización.
Un dominio integral sobre el sistema operacional
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL